Bendiciones! Esta web es un tributo a Maranatha, fui campero en los inicios de la decada de los 80’s... cuando Rio Verde ni siquiera tenia pavimentada la calle de Quezada...por las tardes despues de llevar a cabo el aseo personal habia que caminar al “pilon”, en el auditorio  se realizaba  la reunion vespertina, en donde tocaba el piano, Fausto Careaga... al  termino,  nuevamente habia que caminar a las  instalaciones del “terreno”, no habia alumbrado publico y en esa epoca llovia bastante en Rio Verde, asi que habia que ir evitando los grandes charcos. A la hora de la comida, todo se preparaba en Casa Maranatha, asi que habia que llevar la comida en camioneta, y la misma se iba patinando a todo lo ancho de la calle de Quezada! abordo de ella se podia ver a Domi con sus Lazaros y Marthas. Las cabañas eran de carrizo. Algunas  manualidades  eran  de  bambu,  del que habia bastante en el Campamento.  No estoy hablando de carencias... Muchos niños, adolescentes y jovenes llegaban sin conocer a Dios... algunos casi a la fuerza, al termino de la semana era evidente que, “algo” habia sucedido, entre el martes, miercoles, jueves y el viernes, entre devocionales, juegos, dinamicas, estudios  e ir a nadar, eran cambiados... yo le llamo “el efecto Maranatha” en algun momento de esa semana tenian un encuentro personal con Dios Han pasado muchos años...hemos crecido aquellos que fuimos adolescentes... algunos hemos regresado para trabajar en el Campamento... algunos han regresado...con sus hijos, que ahora ya son camperos... nuevas generaciones del personal han pasado y siguen pasando... y Maranatha sigue ahi...parece que cada año nos dice: te espero el proximo  verano... (Maranatha ha comenzado! ey ey ey Aleluya!) Martin Reyes 2002-2014 sirviendo junto con mi familia  comentarios: mreyes_v@yahoo.com  Entrada al Campamento Maranatha 1979